Pancitos Dulces Rellenos de Crema Pastelera




Recetas Típicas de Costa Rica

 

Gastronomía Costarricense

Repostería Costarricense

 

 

Bollitos Dulces  Rellenos de Crema Pastelera

 

Ingredientes:

½ Kilo de harina

1 Cucharadita  de sal

½  Taza de azúcar

3 Huevos frescos

1 Barra de  de mantequilla fría, de la nevera

1 Taza  de agua aproximadamente, la cantidad exacta dependerá del tipo de la harina

4 Cucharadas de  levadura fresca

1 Cucharadita de vainilla

Ralladura de 1/2 limón

Ralladura de 1/2 naranja

1/2 cucharadita de canela en polvo (opcional)

Crema pastelera

Huevo batido para pintar las piezas.

Preparación:

Lo primero será cortar la mantequilla en cuadritos y la guardamos en la refrigeradora para que se mantenga fría.

En nuestra mesa  ponemos todos los ingredientes (menos la mantequilla y la levadura) o en la batidora con el accesorio gancho. Reservamos un poco de agua. Amasamos a velocidad baja hasta conseguir una masa homogénea, si no poseemos batidora unimos los ingredientes y amasamos.

Sin parar la máquina vamos agregando la mantequilla poco a poco. Cuando la mantequilla se haya integrado por completo, añadimos la levadura bien deshecha y el agua restante.

Continuamos amasando a velocidad baja hasta que la levadura se incorpore totalmente y consigamos que la masa adquiera una consistencia elástica y suave, y se despegue de las paredes del recipiente o bol. Cuando veamos que ha llegado a ese punto, podemos hacer la “prueba de la membrana”: si cogemos un poco de masa y la estiramos con cuidado entre los dedos, debemos ver cómo se forma sin romperse una membrana muy fina. Conseguirlo implica un amasado largo, de unos diez minutos.

Cuando la masa esté lista, la dividimos en partes iguales cada una y les damos forma de bola. Las colocamos en una fuente o plato engrasado, las tapamos con un paño limpio y las llevamos a la nevera durante 30 minutos.

Después de este  tiempo, engrasamos un poco la superficie de trabajo y con ayuda de un rodillo estiramos cada una de las piezas

Colocamos una cucharada de crema pastelera en la parte superior de la pieza estirada. Con un cuchillo realizamos cuatro cortes en la parte inferior de la pieza. Enrollamos la parte superior sobre la crema pastelera y continuamos enrollando sobre la parte con los cortes, hasta formar unos rollos.

Colocamos los rollos en una bandeja de horno sobre la que habremos colocado un papel encerado  separados entre sí para que no se peguen cuando vuelvan a aumentar de tamaño en la siguiente fermentación. Las pintamos con huevo batido y las dejamos fermentar durante 90 minutos o hasta que doblen el  tamaño, depende de la temperatura del día

Cuando alcancen el tamaño deseado, volvemos a pintarlas de nuevo con un poco más de huevo, y las llevamos al horno precalentado a 220º. Las horneamos durante unos 10-12 minutos, hasta que veamos que comienzan a ponerse bien doradas.

Cuando estén hechas, las sacamos del horno y las dejamos enfriar sobre una rejilla.